Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

LA SERENA QUESO A QUESO

Desde tiempos inmemoriales en La Serena, las ovejas de raza Merina han aprovechado los pastizales de secano para, con su leche, dar lugar al queso de la Serena. Estos quesos son fruto de la tradición y buen hacer de unos hombres que, desde los lejanos días de la Transhumancia, saben extraer; generación tras generación, de la Oveja Merina, este producto incomparable. Degustar un auténtico queso de La Serena constituye la culminación de un laborioso proceso que, de forma, totalmente natural, transforma la leche de Oveja Merina en este delicioso manjar.

Aunque resulta complicado establecer el origen de la producción de quesos en la Comarca de La Serena, se tiene conocimiento de que en la Edad Media este producto ya se gravaba con impuestos. Diferentes estudios revelan que la caída del precio de la carne de los corderos de las Ovejas Merinas animó a los ganaderos de la Comarca de La Serena a reorientar su producción para dedicarse a la elaboración de quesos. De este modo, la elaboración quesera pasó de ser un complemento de la economía familiar a convertirse en la principal fuente de ingresos de los ganaderos, que de forma casual descubrieron la doble (triple) actitud de una raza a la que hasta la fecha sólo se le había sacado rendimiento cárnico y lanar y que comenzó a producir leche de la que se elaboran unos quesos de excelente calidad.

En sus inicios, fue un medio de conservación de la leche que, como la mayoría de los quesos mediterráneos, incluye en su composición la flor de cardo, cuya función es anticoagulante. De ahí el nombre de queso de pasta blanda, ya que el resultado no era duro, sino una deliciosa pasta con una cremosidad exquisita.

Se trata de queso graso/extra-graso, cuyo período mínimo de maduración es de 60 días y, al término del mismo, debe reunir ciertas condiciones como, por ejemplo, altura, diámetro y peso establecidos, corteza semidura o pasta de blanda a semidura, entre otras.

El consumo de este queso es muy beneficioso para la salud, pues, aporta minerales como el calcio, fósforo y zinc, todos ellos de fácil absorción. También aporta vitaminas A, D y E, así como una elevada cantidad de antioxidantes naturales. El Queso de La Serena también aporta una gran cantidad de péptidos bioactivos que nos ayudan al buen funcionamiento de nuestro organismo.