Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

SENDAS DE LOS BARRANCOS

El recorrido sobre el que discurre la ruta que nos lleva hasta la Ermita de Piedra Escrita, más conocida como Senda de los Barrancos, se encuentra rodeada por un paisaje estepario que se caracteriza por las numerosas formaciones rocosas conocidas como “dientes de perro”, formados por pizarras.

Esta ruta es realizada cada año el día del Lunes de Pascua por los habitantes de la localidad de Campanario con motivo de la celebración del “Día de Piedra Escrita”, fecha en la que se celebra una romería en nombre de la virgen de patrona de la comarca de La Serena. Esta fiesta fue declarada como Fiesta de Interés Turístico.

RECORRIDO TOTAL

4,05 Km

ÉPOCA RECOMENDADA

Otoño – Invierno -Primavera

Powered by Wikiloc

ITINERARIO

Partiendo de la localidad de Campanario, el camino conduce a la Ermita de Piedraescrita (s. XVI), Patrona de La Serena y cuya romería está declarada como Fiesta de Interés Turístico. En cuanto al paisaje, el itinerario transcurre íntegramente por la zona esteparia de “Los Barrancos”, caracterizada por los amplios pastizales desarbolados que dan cobijo a especies emblemáticas como la avutarda, el sisón, el alcaraván o el aguilucho cenizo.

PUNTOS DE INTERÉS 

Campanario

MUSEO ARTE-NATURALEZA Y ETNOGRÁFICO

El Museo Arte-Naturaleza y Etnográfico de Campanario, creado por Juan Sánchez Huertas, maestro de Educación Primaria, se abrió al público en octubre de 2.000 y consta de varios apartados. Como exposición permanente, tiene carácter didáctico, ya que suministra rica y variada información sobre la sociedad rural de nuestros antepasados más próximos.

Campanario

ERMITA NTRA. SRA. DE PIEDRAESCRITA

Enclavada en el paraje singular de “Los Barrancos”, distante algo más de 5 Km. del pueblo, corona la cima de una de las numerosas lomas escasas de vegetación que caracterizan al lugar.

La ermita es de planta rectangular alargada fabricada de mampostería y sillares en contrafuertes. Porticada en la fachada de los pies y en el muro de la Epístola, las columnas graníticas que lo sustentan denotan antigüedad, quizá reaprovechadas de alguna construcción romana cercana.